Seguridad en almacenes autoprotegidos

Seguridad en almacenes autoprotegidos

Ventajas del uso del sensor enterrado GPS

El uso de varios anillos redundantes de sensores de seguridad perimetral, permite una detección fiable y aficaz de la instrusión libre de falsas alarmas y aumenta considerablemente el tiempo de reacción ante un evento contra la seguridad no deseado.

El uso de un anillo de sensor GPS enterrado junto con otros sensores de seguridad complementarios, permite a las recintos de almacenamiento de explosivos, la obtención del grado de instalación autoprotegida, lo cual supone para el gestor o propietario del mismo un gran ahorro económico al poder eliminar la necesidad de vigilancia física 24 horas al día.

El sensor GPS lleva siendo instalado con éxito durante mas de 30 años en instalaciones industriales, militares y gubernamentales, dando los mayores niveles de seguridad a las instalaciones de almacenaje y fabricación de explosivos. Pasando exitosamente todas las pruebas de seguridad realizadas por los organismos de control y fuerzas de seguridad del estado.

El sensor enterrado de presión diferencia GPS, está además homologado según la normativa EN 50131-1, para su uso en instalaciones de alto riesgo, con los mayores niveles de seguridad Grado 4.

Para mas información sobre tecnologías utilizadas en polvorines autoprotegidos, no dude en ver los siguientes documentos.

¡Si te ha gustado compártelo!


es_ESEspañol

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar